Avisar de contenido inadecuado

Soneto a la noche derrotada.

{
}

La blanquecina hoja de la miseria

pasada es por el soplo del mañana,

en la noche de luces apagadas,

la melodía permanece seria.

Distrae danza otoñal tan soberbia,

haz que tus ojos guarden sueños y hadas

que sueños esperen para no ser nada,

de un tiempo fébril, la incandescencia.

El agitado mar se rompe, escala

limites de locura, gira, crece,

victoriosa el alba se alza

inhibiendose del dolor se mece

en pedazos cae, contra el sueño hallada,

la luna rendida, ante un sol que crece.

 

 

Shagua.

 

P.D:  Éste poema tiene ya un tiempo, y esta mañana sumergiéndome entre mis versos me he retrotraido a cuando lo escribí. Un poema sin un tema  claro, en una época abstracta que tuve. Esta poesía no es tanto la belleza de las palabras lo que me ha llevado a publicarla sino el recuerdo que me evocan a mi al ser leídas. Quizá sea algo egoísta ya que ustedes al leerla solo lean palabras apiñadas, quizás carentes de sentido. Pretendo con estos versos, pues, que sientan mi sentir y mis recuerdos, no que piensen en algo sino que se evadan de la razón mas estricta y floten entre sueños y nubes. La poesía para sentir es lo que mueve mi pluma y espero que los pocos que lo lean sientan, y que con ello consiga mostrar el sentimiento que en un instante me abatió cuando yo estaba distraida en un otoño cualquiera.

{
}
{
}

Comentarios Soneto a la noche derrotada.

No te disculpes. La poesía es egoísmo. El poeta escribe para sentirse bien, para ser feliz por un instante de tiempo, ese en el que la pluma se desliza sobre el papel y crea un sueño, plasma un recuerdo o sintetiza un farmaco para hecer menguar el dolor. En cuato al poema, sinceramente, el mejor que has escrito.

Deja tu comentario Soneto a la noche derrotada.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre